Mujer Misionera: María Slessor

Nació en Diciembre del  1848 en Escocia. Su padre era un humilde zapatero. De niña sus juegos dejaban entrever su destino. Gustaba de jugar con muñecas y con niños más pequeños con quienes desarrollaba su juego predilecto: Enseñar.

 

La Iglesia Presbiteriana Unida de Escocia, había enviado muchos hombres y mujeres valerosos a varias partes del mundo para combatir los males del paganismo, y precisamente entonces, se había empezado una Misión nueva entre un pueblo de raza salvaje, en un país selvático llamado Calabar, en el África occidental, y todo el mundo en Escocia hablaba de aquel suceso y de los peligros y penalidades que tenían que sufrir aquellos misioneros.
La señora Slessor solía traer a casa todas las noticias de aquella obra, y los niños se reunían alrededor de ella y escuchaban historias de las costumbres extrañas y crueles de aquellos indígenas, y de cómo mataban a los niños mellizos: y oyendo aquellas historias abrían desmesuradamente los ojos, y llenos de miedo, se apretaban contra su madre.

María, algunas veces decía: 
– Madre, yo quiero ser misionera, para ir a enseñar a los niños negros a portarse como es debido.

 

María era aficionada a los libros y en especial tenía el hábito de leer la Biblia. Esto la hacía destacar en la Escuela Dominical provocando la admiración de sus maestros.

 

Poco tiempo después, recibieron la noticia que había muerto en el corazón del Africa, un héroe entre los héroes, otro misionero escocés, David Livingstone. Todos se preguntaban: “¿Que se va a hacer ahora? ¿Quién va a tomar la obra del gran explorador…? Entre aquellos, cuyos corazones saltaban ante tal llamamiento, estaba maría Slessor. Sus amigas decían: ¡”Pero si le da miedo hasta de los perros!”. Era verdad, pero olvidaban que el amor echa fuera el temor.

 

Inicio de su viaje

Una mañana de otoño del año 1876, la señorita Slessor, de pié sobre el puente del vapor Etiopía, en el muelle de Liverpool, daba el último adiós con su pañuelo a dos de sus compañeras que habían ido desde Dundee para verla partir.

La Aventura

Al cabo de un mes de viaje, arribó a Calabar. María tuvo el gozo de ver que se realizaba su sueño de ser una verdadera misionera, porque le encargaron una obra entre la mujeres en Old Town, un lugar dos millas más al interior, que tenía fama por su maldad.

Allí comienza una historia llena de aventuras, proezas y milagros. Con la muerte rondándola a cada paso, María se fue abriendo camino entre los corazones de piedra de los lugareños.

Aunque María estaba escondida en medio de la selva africana y pensaba que era una persona sin importancia, había otros que, sabiendo lo que había hecho, se propusieron que sus historia fuera conocida. Escribieron su historia, que llegó a manos del Gobernador General de Nigeria, el cual, asombrado, la envió a Inglaterra para que fuera puesta en conocimiento del Rey.

Enterado Jorge V, le otorgó la Cruz de Plata. Cuando fue a Duke Twn a recibir el galardón fue recibida con honores propios de una princesa. Cuando le tocó hablar, dijo que el honor se le concedía a la Misión y no a ella.

Su muerte

El 13 de Enero de 1915, en su casa en Use, María entregó su alma al Señor.
Una vez más viajó río Cross abajo, hasta Duke Town, donde fue sepultada, en el collado de la Misión, saliendo todo Calabar, jóvenes y viejos, a ver pasar el cortejo fúnebre y manifestar su profundo dolor. A la cabeza de la sepultura estaba la anciana May Fuller, una negra de Jamaica, criada en la Misión, que había dado la bienvenida a Ma hacía treinta y nueve años, cuando la misionera, una joven feliz y llena de vida, llegó por primera vez al África, y la había amado desde entonces.

About these ads
Categorías: Personajes ejemplares | 10 comentarios

Navegador de artículos

10 pensamientos en “Mujer Misionera: María Slessor

  1. exelente esta historia y conmovedor…son pocas entre muchas de éste corazón como de María Slessor.

  2. Melissa

    cuando era niña nos contaron su historia en las clases el domingo, qé genial encontrarla :D

  3. sarah

    La vida de Maria Slessor va más allá de una bonita historia, es todo un ejemplo de entrega total al trabajo misionero, ella comprendió claramente lo que es ir y predicar el evangelio, muy independientemente de que haya dejado a su familia en Escocia.
    Tanto ella como muchos otros misioneros, y sobre todo mi Señor Jesús, son mi ejemplo a seguir y mi inspiración para entregar mi vida completamente al servicio de Dios.

  4. ANy

    si quieren leer la historia de esta misionera con altos detalles les recomiendo el libro “LA REINA BLANCA DE OKOYONG” que es toda su historia es un libro exelente de editorial clie

  5. Paola Ramírez

    Tengo 22 años y Soy Maestra de Esc.Dom,en la Iglesia MARANATHA de NAVA,COAHUILA….mi grupo es “LOS PRE-ADOLESCENTES o MENSAJEROS”….Hace alrededor de 3 meses esta historia casi de ficción,se las compartí a mis alumnos…fue una experiencia Hermosa y muy Impactante,porque al igual que ellos me di cuenta como Dios transformo la vida de esos caníbales y como sin importar los riesgos y peligros ,la Hermana María nunca se rindio ni se atemoriso!!

  6. analia

    que tremenda mujer de DIOS de espiritu tan fuerte…

  7. Todo, absolutamente TODO, lo que los misioneros hicieron, hacen y harán, es lo MÁS DIGNO DE DESTACAR, en primer lugar, ya que se han jugado la vida por el llamado que Dios ha depositado en sus vidas, el negarse a ellos mismos, y cumplir con el PROPÓSITO, por el cual el MISIONERO MAYOR (JESUCRISTO)LOS SALVÓ

  8. Lili

    Mary Slessor impactó mi vida cuando tenía tan solo 10 años, leí su vida…. y hoy sirvo a nuestro Dios … y aún impacta mi vida al reeler su historia.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: